lunes, 13 de agosto de 2012

Otro abrazo Feliz al Comandante


El almanaque marca su día, Comandante. Y no podemos dejar de desearle lo que anida su corazón gigante, humano, universal, valiente y guerrillero. La Patria agradecida lleva su presencia, como siempre, en todas las batallas cotidianas. Su ideal está en todo. En la sonrisa de los niños que juegan por las calles. En el llanto de vida de los que nacen para seguir la huella y sus caminos.
Las nuevas brisas de la transformación y el mejoramiento de la sociedad tienen la fuerza de sus brazos y su palabra. De la virtud que simbolizan sus previsoras y profundas Reflexiones. Cuba y los cubanos cultivarán eternamente las semillas que con esmero cuidó y multiplicó – multiplica- a lo largo de su vida. Las que internacionalizó para que el pan y los peces nutrieran la historia de otros pueblos y la libertad, que defendió con el fusil y las ideas de Martí, sean pedestal y derecho de cualquier hombre en el planeta.